En los primeros años del auge de Internet, Yahoo! era el motor de búsqueda por excelencia, por ahora, ha tenido que conformarse con ser el número dos. Lo que le ha sucedido a Yahoo! en el último mes podría compararse con el título del libro del escritor italiano Antonio Tabucchi: “Pequeños equívocos sin importancia”.


En los primeros años del auge de Internet, Yahoo! era el motor de búsqueda por excelencia, por ahora, ha tenido que conformarse con ser el número dos. Lo que le ha sucedido a Yahoo! en el último mes podría compararse con el título del libro del escritor italiano Antonio Tabucchi: “Pequeños equívocos sin importancia”.
Al menos ésa es la versión de la firma tras la salida de tres piezas clave del equipo en la misma semana y el rumor reciente sobre una intención de compra por parte de AOL.
El 1 de octubre Yahoo! emitió un comunicado donde confirmaba la renuncia de Hilary Schneider, vicepresidenta ejecutiva para publicidad de Yahoo! en Estados Unidos; de David Ko, vicepresidente sénior a cargo de la audiencia local y móvil para las Américas; y de Jimmy Pitaro, vicepresidente de la división que producía las secciones visitadas de Yahoo!: noticias, deportes y finanzas.
Herramientas sociales…
Un mes antes, Ko conversó con América Economía. Era su segundo viaje a la región en 2010; antes había pasado por Brasil para renovar el enfoque de la compañía respecto al mercado latinoamericano.
“Una de las novedades a las que más tiempo hemos dedicado es al desarrollo de herramientas sociales. De hecho, Yahoo! Respuestas, es una aplicación muy social que se complementa con los contenidos de la página principal y el correo”, aseguró Ko.
A decir de Cory Pforzheimer, director sénior de comunicación corporativa de Yahoo!, esta visión prevalece en la empresa a pesar de la salida del ejecutivo.
“David deja Yahoo! porque tuvo una gran oportunidad y estamos muy contentos por él; lo mismo que por Jimmy, que se va como copresidente de Disney Digital.
Se van por motivos personales pero coincidió que lo hicieran el mismo día.
En cuanto a Hilary, se irá a final de año, así que por el momento sigue en la empresa”.
Ko se va a Zynga, empresa famosa por sus adictivos juegos para computadoras y celulares Mafia Wars y Farm Village, estrechamente vinculados a las redes sociales.
“Internet se mueve muy rápido y Yahoo! debe desarrollar nuevos productos. Si no estás contento con tu proveedor de correo, con un par de clics lo puedes cambiar”, dijo Ko en su última entrevista como ejecutivo de la compañía.
Segundo lugar
Si bien Yahoo! destronó a sus predecesores con relativa facilidad y dejó en el camino buscadores y servidores de e-mail, hoy se ve incapaz de alcanzar al gigante Google, que tan sólo en el tercer trimestre de 2010 tuvo un crecimiento de 11.2%.
“Tanto para el futuro de la publicidad como para lo que es actualmente internet, Yahoo! no está preparado”, aseguró desde México David Martínez, especialista en social media marketing. En este punto los analistas coinciden en que la firma difícilmente saldrá del segundo lugar en el que se encuentra.
Un botón de muestra: el 14 de octubre se publicó en el Wall Street Journal que AOL en alianza con algunas firmas de riesgo, deseaba comprar Yahoo! -un rumor, asegura Pforzheimer.
Las acciones de ésta cerraron en 16.7 dólares por acción con un alza de 12.92%.
Un día después y tras dar su informe trimestral, las acciones de Google cerraron en 601 dólares, 25% más que en septiembre, por lo que al pionero de los motores de búsqueda le queda aún mucho terreno que recuperar.
A reinventarse
“AOL es un muerto viviente”, asegura Javier Matuk, director de Matuk.com y el mayor especialista en México de temas tecnológicos, quien ve poco seria y viable la oferta de esa empresa de adquirir Yahoo!
El valor de Yahoo! se estima en los 20,000 millones de dólares en la actualidad y se encuentra fuertemente posicionado en mercados como Japón y China.
Yahoo! tiene alianzas con fabricantes y operadores de redes celulares para desarrollar el mercado que se avecina: el de la llamada tercera pantalla, un espacio intermedio entre la televisión y las computadoras.

Anuncios

Cristina García Casado Barcelona, 27 nov (EFE).- La campaña electoral catalana pasará a la historia de la comunicación por haberse convertido en banco de pruebas de las posibilidades que las nuevas tecnologías pueden ofrecer a algo tan antiguo como la política: los fundamentos no cambian, pero las herramientas evolucionan a velocidad de vértigo


Cristina García Casado Barcelona, 27 nov (EFE).- La campaña electoral catalana pasará a la historia de la comunicación por haberse convertido en banco de pruebas de las posibilidades que las nuevas tecnologías pueden ofrecer a algo tan antiguo como la política: los fundamentos no cambian, pero las herramientas evolucionan a velocidad de vértigo.
Para el asesor de comunicación Antoni Gutiérrez-Rubí, la carrera hacia el 28-N sólo ha sido un “test” del potencial que puede tener la red para la difusión y elaboración de los mensajes políticos, de manera que, a su juicio, lo que algunos erigen ya como “la campaña 2.0” ha sido tan sólo una “tentativa” que se ha basado más bien en comenzar a usar las herramientas digitales pero de manera todavía analógica: queda pendiente el reto de convertir los mensajes unidireccionales de los partidos en verdadero “feedback” (retroalimentación) con los ciudadanos.
Las redes sociales, como “facebook” o “twitter”, y lo que los expertos acuñan como “videopolítica” han entrado en campaña con las autonómicas catalanas y han llegado, en palabras de Gutiérrez-Rubí, “para quedarse”, aunque este experto esgrime que los partidos deben dar el salto de la “experimentación parcial” a situar las nuevas tecnologías en el centro de la estrategia política.
El profesor de márketing de Esade y consultor de redes sociales, Marc Cortés, considera que este salto sólo se podrá alcanzar cuando los partidos entiendan que no es suficiente con hacer también en Internet “la política de toda la vida”, sino que deben aprovechar y recoger el debate que se genera en la red para adaptar y alimentar sus mensajes.
No obstante, Cortés ve un avance notable entre el uso de las nuevas tecnologías en las autonómicas catalanas frente al que en su opinión fue el primer borrador de la estrategia política digital, las elecciones al Parlamento Europeo de 2009, donde se hicieron pruebas “bastante desastrosas” ya que se crearon perfiles (páginas personales) en las redes sociales que terminaron por eliminarse pasados los comicios.
La “continuidad” es, por tanto, clave para que las campañas digitales sean creíbles, de manera que, como argumenta Cortés, si se hubiera repetido el esquema de los comicios europeos, en el que se concentró la actividad digital de los partidos en tan sólo quince días, se habría restado veracidad a la estrategia política en la red.
Ambos expertos coinciden en que la campaña autonómica catalana “ha abierto un camino” que se verá continuado en próximos comicios, especialmente en la red social Twitter de mensajes cortos y en la “videopolítica”, de forma que los ‘spots’, que tanta polvareda han levantado en esta carrera electoral, pasarán a ser un medio más y fundamental de las futuras estrategias de los partidos.
Los vídeos, sostiene Cortés, sirven para “ocupar un espacio” a través del recurso a contenidos potentes, y en este sentido, como apunta Gutiérrez-Rubí, se trata de una herramienta “a explorar”.
Para él, será quien “entienda mejor este medio el que le saque mayor partido”, otra cosa es, advierten Gutiérrez-Rubí y Cortés, que esa “llamada de atención” se traduzca directamente en una mayor participación o sirva de manera efectiva para decantar el voto. EFE